miércoles, 23 de diciembre de 2009

La espera acabó... ¡Es Navidad!

¡MUY FELIZ NAVIDAD, AMIGO!

Otro año comienza en la Iglesia. Nuevamente el Señor se hace presente y desea mostrarte la fuerza de su Amor desde su tierna y delicada encarnación.

Este milagro tan hermoso y que tanto nos cuesta entender y explicar se lo debemos a la valentía única que tuvo esa joven hace más de 2000 años, que vivió su fe como una aventura digna de ser aceptada desde la confianza.

Ella es grande desde su pequeñez, porque desde el silencio de sus labios nos muestra el camino al Señor y nos carga en sus tiernos brazos cuando somos débiles niños, frágiles corazones anhelantes del Amor que ella nos regaló.

Por eso es que quiero que recemos juntos. Quiero invitarte a orar con esta canción hermosa que nos presenta un Salve "explicado", rezado por la experiencia de quien nos regaló esta letra preciosa vestida con una música que nos puede transportar a lo que muchos santos vivieron a los pies de Nuestra Madre.

¡Feliz navidad, amigo!

Dios te salve María,

sagrada María,

Señora de nuestro camino

llena eres de gracia

llamada entre todas

para ser la madre de Dios.


El Señor es contigo

y tú eres la sierva dispuesta

a cumplir su misión.

Y bendita tú eres dichosa

te llaman a ti la escogida de Dios.


Y bendito es el fruto

que crece en tu vientre

el Mesías del pueblo de Dios,

al que tanto esperamos que nazca

y que sea nuestro rey.


María he mirado hacia el cielo

pensando entre nubes

tu rostro encontrar

y al fin te encontré en un establo

entregando la vida a Jesús Salvador.


María he querido sentirte

entre tantos milagros

que cuentan de ti

y al fin te encontré en mi camino

en la misma vereda que yo

tenías tu cuerpo cansado

y un niño en los brazos durmiendo en tu paz.

María mujer que regalas la vida sin fin.


Tú eres santa María

eres nuestra Señora

porque haces tan nuestro al Señor.

Eres madre de Dios, eres mi tierna madre

y madre de la humanidad.


Te pedimos que ruegues

por todos nosotros heridos por tanto pecar,

desde hoy hasta el día final

de este peregrinar.


María he buscado tu imagen serena

vestida entre mantos de luz

y al fin te encontré dolorosa

llorando de pena

a los pies de una cruz.


María he querido sentirte

entre tantos milagros

que cuentan de ti

y al fin te encontré en mi camino

en la misma vereda que yo

tenías tu cuerpo cansado

y un niño en los brazos durmiendo en tu paz.

María mujer que regalas la vida sin fin.


Dios te salve María,

sagrada María,

Señora de nuestro camino.


miércoles, 19 de agosto de 2009

En tus manos...

Te dejo hoy una canción que tiene millones de versiones, que toma su letra de una oración muy linda de un monje que está en camino de ser santo pero que ya es modelo para muchos de nosotros en este desafío de vivir como lo hizo Jesús: Charles de Foucauld. Pero no nos escapemos del tema.
Lo que hoy quería compartirte es la letra de este tema y una versión muy tranqui, muy adecuada para rezar un rato y recordar que, en medio de todas esas cosas que te dejan con la sensación de estar solo, que nadie te banca, te hace dar cuenta que siempre hay alguien en quien confiar.
Te dejo la letra en el post y la música en mp3.
¡Qué lo disfrutes!






Padre,
me pongo en tus manos,
haz de mí lo que quieras.
Sea lo que sea, te doy gracias.

Estoy dispuesto a todo;
lo acepto todo
con tal de que tu voluntad
se cumpla en mí

No deseo nada más,
te confío mi alma,
Te la doy con todo el amor
de que soy capaz.

Porque te amo
y necesito darme,
ponerme en tus manos,
porque Tú eres mi Padre.

lunes, 9 de marzo de 2009

¿Querés saber qué hizo Jesús por vos? Mirá lo que hizo por mí...

Siempre que se acerca la Pascua, sobre todo en cuaresma, vemos una imagen de Jesús sufriendo en la cruz y, de repente, perfectamente resucitado. Y, en lo personal, ver lo que el Señor hizo por mí de esa manera, así, todo de repente, desencarnado de mi realidad, no me dice nada.

Hoy, una pareja de amigos (¡gracias Juan Cruz y Caro!), me mostraron el video que te adjunto al final. Es muy corto pero expresa, con un lenguaje muy actual y juvenil, la esencia de lo que Dios hizo hace dos mil años atrás y hace a cada instante por vos, por mí, por todos, sólo porque nos ama y quiere ser y compartir nuestra felicidad.

Si te sentís identificado pasáselo a tus amigos, y vas a ver que ellos también van a poder tener una mirada nueva de qué es y por dónde pasa la salvación que nos regala Jesús. Y si además querés ayudarnos a seguir creciendo en esto de acompañarte, comentá, contanos si ya lo conocías, si sabés quién es el grupo que organiza esto. A vos no te cuesta nada y a todos nosotros nos anima y nos habla de cómo Dios actua en la vida de todos y cada uno de sus hijos muy amados.
Un abrazo en Cristo.

Grupo Discípulos.

PD: Si te gustó y lo querés trabajar en tu grupo, te aconsejo que lo acompañes con el texto conocido como "huellas en la arena".